Browsing Tag

adelgazar

TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Reducí excesos de grasa y flacidez desde la primera sesión!

Desde la primera sesión de ultracavitación la persona notara la notable disminución de celulitis o excesos de grasa y flacidez. La ultracavitación consiste en el uso del ultrasonido a baja frecuencia de esta manera se rompan las paredes del tejido adiposo. Al implosionar, el adipocito se convierte en líquido que será eliminado de manera ágil por el organismo.

Para facilitar mucho más la eliminación de estas sustancias, la ultracavitación se complementa con un drenaje linfático. En caso de no realizarse drenaje linfático, la ultracavitación tiene el beneficio de que los líquidos resultantes se eliminan de forma natural por medio de la orina e incluso del sudor.

Los expertos recomiendan que después de cada sesión se consuma abundante agua (como mínimo dos litros en las dos horas siguientes a la sesión) para estimular la eliminación de forma natural y para que el tejido adiposo no se endurezca nuevamente. Al eliminar el exceso de grasa y trabajar la celulitis por medio de la reabsorción de los nódulos adiposos, el cuerpo comienza a tomar una apariencia más saludable, la obesidad, la flacidez y la molesta piel de naranja van desapareciendo con cada sesión.

La ultracavitación es un procedimiento profesional enfocado al área que el paciente realmente quiere reducir o mejorar. Esos kilitos de más o apariencias incomodas del cuerpo que no son fáciles de reparar ni con ejercicio en el gimnasio, ni con dietas estrictas o parciales tratamientos estéticos que no ofrecen tan buenos resultados.

Por otra parte, la ultracavitación al mismo tiempo que reduce la grasa y elimina la celulitis ayuda en otras áreas mucho más internas del organismo. Se estimula la elasticidad y el tono de los tejidos, se produce una desintoxicación de la piel, se mejora notablemente el tránsito intestinal y se benefician los procesos circulatorios.

Fuente: www.lne.es

TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Ansiedad con la comida?

La ansiedad es uno de los males del momento, que puede afectar la salud en forma severa. Quizás, se subestima porque no se ve, pero se siente. En general, se comienza a dar importancia al exceso de ansiedad cuando el cuerpo se ve afectado, ya sea por un aumento excesivo de peso, por un ataque al corazón o por un ataque de pánico. Sea cuál fuese la consecuencia, es importante que conozcas que, si sufres de ansiedad por la comida, existe una técnica conocida como eutonía que puede tratarla y quitarla. Sólo necesitas saber cómo.

La eutonía es una disciplina corporal que se basa en el auto conocimiento del cuerpo. Esta técnica también te ayuda a conocer, los pensamientos y las emociones que lo afectan de manera negativa, causando ansiedad. En este caso la eutonía puede ser útil para, tratar la ansiedad por la comida.

¿Cómo quitar la ansiedad por comer con eutonía?

La palabra eutonía significa EU (buena) TONÍA (tensión o tono). Esta definición te sirve para  entender la relación entre la eutonía y la reducción de la ansiedad. El objetivo de la eutonía es mantener una buena tensión o tono, cuestión que en la ansiedad no sucede, ya que existe una excitación permanente.

Practicando la eutonía, es posible que modifiques el funcionamiento orgánico, psicológico y emocional. Es importante que comiences por prestar atención y escribir en una hoja, que pensamiento te generó la emoción y que te impulso a comer sin parar. Así podrás darte cuenta que, la mente ejerce un poder enorme sobre tus emociones y acciones.

Con la eutonía es posible reducir y quitar la ansiedad, porque su objetivo es que te conozcas, que llegues a tu esencia para poder reestructurar tus pensamientos y mejorar tus emociones. Esto logra que te relajes, y puedas frenar el impulso por comer.

Por otra parte, te ayuda a relacionarte con los demás de una manera asertiva. En ocasiones, este puede ser el origen que genera la ansiedad por la comida.

Como puedes ver existen terapias alternativas que son eficaces en tratar la ansiedad en general y la ansiedad por la comida. Esta disciplina, sumado a actividad física diaria, tiempo para relajarte y una alimentación adecuada, puede ser la solución al problema de la ansiedad por comer.

Tené presente que este es un trabajo interno puede llevarte tiempo, pero con constancia y perseverancia puedes quitar de tu vida la ansiedad, y tener una mejor calidad de vida.

Vos, ¿qué haces para relajarte y reducir la ansiedad por comer? Si lo deseas, nos gustaría conocer tus tips o trucos en los comentarios.

Fuente: www.aperderpeso.com

TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Sacate esos rollitos de la panza sin esfuerzos!

Con la alternativa a las intervenciones quirúrgicas, la ultracavitación es un método no invasivo e indoloro que permite eliminar los depósitos de grasa sin recurrir al bisturí.

Los resultados son inmediatos, podes obtener una reducción de hasta dos tallas en dos o tres sesiones solamente. Las zonas más frecuentes de aplicación son abdomen, muslos, pantalón de montar y flancos.

Este tratamiento es el único método que consigue eliminar la grasa a nivel celular, evitando su reproducción. La grasa se elimina fácilmente mediante el sistema linfático y la orina.

¡Tené tu experiencia!

TODOS LOS ARTÍCULOS

5 alimentos que te sacan el hambre

¿Hace un mes que estás a dieta y no logras bajar de peso? Probá estas cinco propuestas antes de las comidas: te llenan y te hacen comer menos.

No se trata de opciones light, sino de alimentos naturales que, aún consumiéndolos en pequeñas cantidades antes de una comida, te ayudan a ingerir menos calorías.

Agua: El agua es tu mejor amiga. No sirve sólo para saciar la sed: hidrata tu cuerpo sin aportarte ni una caloría y te hace sentir lleno. Beber dos vasos de agua antes de cada comida te puede hacer ahorrar hasta 60 calorías cada vez.

Especias: Usar vinagre, vinagreta y canela para darle sabor a tus platos es ideal. Estos ingredientes ayudan a regular el azúcar en sangre y provocan sensación de saciedad.

Pescado: Los ácidos grasos Omega-3 presentes en el pescado son muy buenos para tu salud y te permiten estar sin comer durante más tiempo, ya que estimulan la proteína mTOR que inhibe la sensación de hambre.

Nueces: Las nueces son perfectas para picar antes del almuerzo o la cena. Llenan, son muy ricas y contienen fibra, proteína y grasa. Pero ¡ojo! No hay que comerse toda la bolsa. Con dos o tres alcanza.

Huevos: Los huevos están repletos de proteínas, por lo que no es de extrañar que puedan controlar el apetito hasta 36 horas después de ingerirlos. Comer únicamente las claras es todavía mejor, porque aportan menos calorías.

TODOS LOS ARTÍCULOS

¡La alternativa si estás preocupada por el físico!

Según datos facilitados, el pasado año hubo un aumento significativo de personas que se sometieron a algún tipo de tratamiento estético.

Los tratamientos estéticos, se han convertido en la mejor alternativa para aquellas personas que tienen miedo a pasar por un quirófano para mejorar su aspecto físico. Hoy en día vivimos en una sociedad extremadamente preocupada por el físico, la gran mayoría en alguna ocasión nos hemos sometido a algún tipo de tratamiento para perder peso y quitarnos unos kilos para sentirnos bien con nosotros mismos y resultar más atractivos a los demás.

En los últimos años los medios de comunicación, internet, etc. Nos han saturado con dietas milagro y métodos que nos garantizan perder los kilos deseados en poco tiempo. Pero hay muchas dietas con las que perdes peso de forma rápida pero en cuanto las abandonas, no solo recuperas lo que perdiste sino que puede ser que subas algún kilo más, además este tipo de tratamientos no es, por lo general, muy saludables, ya que durante un tiempo estarás dejando de aportar una serie de nutrientes esenciales para tu organismo.

Recomendamos a todas aquellas personas que deseen mejorar el aspecto físico se pongan en contacto con personas especializadas en el tema, para que de acuerdo a sus necesidades  se brinde la mejor solución, además de realizar un correcto seguimiento.

TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Las diferencias entre la grasa localizada y la celulitis!

Aunque en muchos casos se suele hablar de celulitis para describir tanto la acumulación de grasa y para aludir a esos hoyitos que se concentran en ciertas áreas del cuerpo, más conocidos como piel de naranja, es importante aclarar los conceptos, pues el tratamiento de ambos es diferente.

La grasa localizada se caracteriza por la acumulación de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo, que provocan una alteración estética del contorno corporal. La grasa localizada puede estar acompañada o no de sobrepeso y se pueden caracterizar dos tipos:

Adiposidad Localizada Primaria: es aquella relacionada con el desarrollo hormonal y que suele afectar la forma de la silueta corporal en región media e inferior de los muslos.

Adiposidad Localizada Secundaria: se presenta mayoritariamente en abdomen, costados del torso, papada y brazos. Está ligada a los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio.

La principal diferencia entre ambos tipos de adiposidad es que la localizada secundaria encuentra solución a partir de una dieta combinada con ejercicio físico, mientras que la localizada primaria requiere intervenciones estéticas más específicas en las áreas afectadas.

El tratamiento de la acumulación de grasa comprende técnicas como la ultracavitación, la intralipoterapia o la liposucción, y puede variar en función del diagnostico de cada paciente.

La celulitis o piel de naranja es una alteración del tejido celular subcutáneo en el que se implica el tejido graso, la acumulación de agua y la mala circulación, que afecta principalmente la zona de las nalgas, muslos, rodillas, tobillos, abdomen y espalda. Se la puede clasificar en 4 subtipos:

Dura o compacta: se presenta en mujeres jóvenes con buena forma física, en mujeres con sobrepeso y en obesas. Se la llama de este modo por su consistencia firme y dolorosa a la palpación, siendo generalmente una celulitis de reciente comienzo y de localización preferente en caderas.

Edematosa: afecta a mujeres de todas las edades, pero con mayor frecuencia a jóvenes y adolescentes, es de consistencia espesa y se localiza preferentemente en piernas lo que la hace más difícil de tratar.

Blanda o flácida: afecta mayoritariamente a mujeres mayores de 40 años con poca actividad física y con cambios bruscos en el peso corporal. Se presenta en la cara anterior de los muslos y los brazos. El tejido tiene características esponjosas y blandas al tacto.

Mixta: es un tipo de celulitis en la que se mezclan variedades distintas y suele ser el tipo de celulitis que se evidencia con mayor frecuencia.

En el caso de la celulitis, se realizan tratamientos como la mesoterapia, la radiofrecuencia, la hidrolipoclasia, entre muchos otros procedimientos a base de elementos naturales o sintéticos, para recuperar el tejido subcutáneo alterado.

En definitiva, grasa localizada y celulitis son alteraciones con características y tratamientos diferentes. Es importante tener claro que el hecho de mantener buenos hábitos alimenticios y hacer ejercicio físico de forma regular puede evitar en gran medida su aparición.

De igual manera hay que tener presente que realizar uno u otro tratamiento varía en relación a las condiciones de cada paciente, la amplitud de la zona a tratar, del objetivo propuesto y las recomendaciones hechas por el especialista.

Fuente: www.guiacirugia.com

TODOS LOS ARTÍCULOS

Nuestra nota en revista Para Tí

¡ADELGAZÁ LA ZONA QUE MÁS TE CUESTA!

Para eliminar esos rollitos no deseados y la celulitis localizada, Depilight te presenta un nuevo método no invasivo. ¡Mirá!

La ultracavitación elimina la adiposidad localizada permitiendo disminuir hasta 6 centímetros de volumen corporal.

Gracias a los avances tecnológicos hoy en día se puede eliminar la grasa y la celulitis localizada de forma no invasiva sin entrar a un quirófano.

A través de una nueva tecnología llamada ultracavitación –lipoescultura sin cirugía– se elimina la adiposidad localizada permitiendo disminuir hasta 6 centímetros de volumen corporal de manera segura y con efectos visibles desde la primera sesión. Con esta metodología no se necesita recuperación, es indolora y logra modelar el cuerpo en las zonas que más cuesta adelgazar como el abdomen, los flancos y glúteos.

¿Cómo funciona? Esta técnica genera en el tejido adiposo micro burbujas que desintegran las células de grasa en zonas localizadas, convirtiéndolas en una sustancia líquida, que se elimina a través del sistema linfático y vías urinarias.

¿Cuántas sesiones se necesitan? Para lograr los resultados deseados son necesarias 8 a 10 sesiones dependiendo del grosor del tejido adiposo en relación con la zona a tratar.

SUS BENEFICIOS:
*Modela el cuerpo y reduce volumen de grasa.
*No requiere intervención quirúrgica.
*No deja marcas.
*No invasivo.
*Indoloro.
*Resultados visibles desde la primera sesión.

Demostración del tratamiento 

Como todos los tratamientos de belleza es importante que te realices el adecuado para tu cuerpo. ¡Probalo!

Más información: Depilight .

Fuente: http://parati.com.ar/nota.php?ID=12835

TODOS LOS ARTÍCULOS

Todo lo que debes saber sobre Ultracavitación

Es un método eficaz y seguro para terminar con la grasa localizada en pocas sesiones.

La aparición de ultrasonidos de baja frecuencia para eliminar focos de grasa corporal localizados, revolucionó, hace casi 5 años, las consultas de nutrición y medicina estética. No se deben confundir los equipos de ultrasonidos con los de ultracavitación que eliminan la grasa definitivamente.

¿En qué consiste el fenómeno de la cavitación?

Consiste en crear burbujas de un gas (o aire) dentro de un líquido. Un cavitador en sí mismo no es un destructor de grasa. Imaginemos el repiqueteo de un martillo hidráulico sobre una superficie hasta romperla: este es el mecanismo de acción del US; las microburbujas formadas en el agua del tejido subcutáneo repiquetean contra la membrana de grasa hasta hacerla estallar.

No obstante, para que este efecto se produzca, puesto que el ultracavitador viaja mejor en el agua hasta llegar a la grasa es necesario que el tejido tenga agua. Para ello debemos empaparlo bebiendo suficiente agua antes de realizarse el tratamiento.

Con la ruptura del tejido adiposo se liberan al tejido circulatorio y linfático, ácidos grasos que deberá eliminar por las vías de drenaje naturales. El drenaje de estos ácidos grasos es aconsejable estimularlo mediante presoterapia, drenaje linfático manual, drenaje linfático mecánico, mesoterapia y radiofrecuencia.

La amplitud de la zona seleccionada y la duración del tratamiento no deben exceder los parámetros que se consideran seguros.

Ventajas

Es un tratamiento no quirúrgico para la eliminación de grasa localizada por ruptura del adipocito. En tan solo 4 ó 6 sesiones pueden conseguirse los resultados esperados en la zona tratada (abdomen, flancos, muslos, etc.)

 

TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Como adelgazar la zona que más te cuesta?

En los últimos tiempos, ha surgido un nuevo concepto en los tratamientos para adelgazar, es la llamada ultracavitación. Se trata de un método novedoso y efectivo, con el que se puede realizar liposucción sin cirugía para perder grasa.

¿Qué es la ultracavitación?

Es una técnica no invasiva, similar a la liposucción, pero sin cirugía, que ayuda a perder grasa y celulitis. Se aplica ultrasonidos de alta potencia, que genera un calor interno que incluso, además de quemar grasas, logra eliminar el dolor causado por la celulitis quemando el tejido graso, licuándolo, de modo tal, que se elimina fácilmente por la orina.

 

Beneficios:

  • Perder volumen.
  • Reducir grasa corporal.

La cantidad de sesiones recomendadas van desde 8 hasta 12, dependiendo de la problemática personal de cada paciente.

¿Dónde se puede aplicar la ultracavitación?

Se puede aplicar en zonas como abdomen, flancos, piernas, glúteos, etc.

Fuente: www.aperderpeso.com

TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Cuál es el secreto de las modelos para recuperar la figura tras el embarazo?

Los abdominales hipopresivos e isométricos son clave para la gimnasia postparto, muchas nuevas mamás se preguntan cómo es posible lucir un cuerpo 10 cuando apenas han pasado unas pocas semanas después de dar a luz.

La respuesta, además de unos portentosos genes y una estricta tabla de ejercicios y alimentación controlada, está en el tiempo, la constancia, y, sobre todo, en no obsesionarse con la pérdida de peso: el desgaste que sufre nuestro cuerpo durante el embarazo y el parto suele traducirse en un aumento de volumen (el organismo almacena reservas con mayor facilidad durante este periodo), flacidez en los tejidos del pecho y la cadera, y, sobre todo, grandes cambios en la musculatura abdominal y pélvica.

El secreto de modelos tops para lucir espectaculares en bikini pocos meses después del alumbramiento: trabajar los abdominales hipopresivos e isométricos, uno de los reclamos más novedosos entre las nuevas mamás a la hora de dejar de lado por unas horas los pañales y biberones, y ponerse manos a la obra, ya sea en el gimnasio o en el suelo de casa.

Y es que los abdominales hipopresivos son una parte fundamental de la gimnasia postparto: con ellos se ejercita el abdominal transverso, una profunda franja de músculos que recubre las vísceras, elevando el ombligo desde el diafragma con un tipo de respiración especial. Las contracciones, que se realizan de forma estática, ayudan a poner los órganos internos ‘en su sitio’, y sirven tanto para reducir cintura, como para mejorar la postura, reforzar el suelo pélvico y evitar problemas de incontinencia urinaria. Eso sí, no deben realizarse hasta al menos tres meses después del parto, cuando el útero ha vuelto a su tamaño habitual.

Los abdominales isométricos, por su parte, se realizan mediante la contracción de los músculos desde una postura determinada, que suele ser boca abajo y apoyando el peso del cuerpo en los codos y antebrazos. Pese a la sencillez aparente de este ejercicio (es difícil aguantar más de un minuto en esta postura sin descansar), se trata en realidad de un tipo de gimnasia de gran intensidad abdominal, por lo que es equivalente a hacer cientos de las repeticiones tradicionales.

Consejos extra: aunque sea la primera reacción de muchas mujeres, en este periodo es mejor olvidarse de las dietas estrictas (necesitaras toda la energía del mundo para encargarte de tu bebé), y centrarse en la práctica de ejercicio. Mantén tu ingesta calórica habitual, bebe mucha agua, y no comiences a ‘machacarte’ antes de las recomendaciones de tu médico.

Fuente: http://www.hola.com